¿De qué trata?

Un asesino a punto de retirarse, descubre que su jefe le ha tendido una trampa en su último trabajo para asesinarlo y no pagarle su pensión.
Si, así de absurdo como suena.


Para entender el porque rayos, alguien haría una película con una serie de personajes tan «pintorescos» visualmente pero carentes de personalidad, y que alguien muestre un poco de interés en ella,  tenemos que ir más allá de la cinta y conocer el trabajo de un hiperactivo Victor Santos Montesinos, guionistas y autor de cómics, que por el año 2012, le dio vida en un proyecto llamado Polar, que cabe aclarar,  es una secuela de su trabajo anterior  Black Kaiser de 2009.

Victor tuvo el ocio y la idea de publicar continuamente un webcómic,  de trazos sencillos y pocos colores, donde los diálogos no son necesarios y las escenas de acción  llenan hojas y hojas de la historia, un trabajo visual que funciona excelente como un ejercicio artístico para un cómic express pero no para una película.

En la cinta dirigida por el músico y director sueco, Jonas Åkerlund, vemos una historia completamente diferente a la que se encuentra en el cómic de Victor Santos, quizá se deba a que los mejores trabajos de este director están enfocados a los videos musicales y no a trabajos que requieran una trama más elaborada.

En la cinta, los personajes son estrambóticos pero carentes de personalidad o de sentido lógico para su proceder, asesinas que se acuestan con su objetivo para que un francotirador les dispare mientras 2 asesinos más entran con armas de fuego para hacer lo que los dos primeros pudieron hacer.

El único personaje  con personalidad es el de Black Kaiser, interpretado por Mads Mikkelsen,  y  en el cual se centra la historia, la sombra sombría y deprimente del desgastado asesino con ganas de retirarse, es algo que queda muy bien marcado en cada una de las escenas, que por cierto, son estas mismas las que hacen que la película no se hunda en su histriónica pero aburrida narrativa.

La película inicia muy al estilo de The Losers (Sylvain White) pero de una forma  tan incoherente que pareciera que estas  viendo una película de bajo presupuesto de no ser por que cuenta con las actuaciones de Mads Mikkelsen, Vanessa Hudgens y Katheryn Winnick, que para tristeza del espectador, sus papeles no son muy sobresalientes.

Totalmente alejada del webcómic, Polar es un trabajo horrible, con escenas de acción deprimentes, actuaciones lamentables y un argumento que podemos encontrar en cualquier película de Steven Seagal o Liam Neeson. Una película tan mala que parece de bajo presupuesto a pesar de no serlo.

La historia se pierde tanto que perdemos el tiempo viendo a nuestro personaje principal, interpretar una escena  que intenta pero no logra ser graciosa, donde enseña a unos niños de una escuela, para que sirven los diferentes tipos de cuchillos a la hora de matar gente.

Lo bueno:
La actuación de Mads Mikkelsen y el placer (como siempre) de ver a Katheryn Winnick

Lo malo:
Toda la película

Lo peor:
Las actuaciones del grupo de asesinos que estan buscando a Black Kaiser

Deja tu comentario

Sobre El Autor

Personaje de ficción, sarcástico, de humor negro y poca suerte.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.