top_5_new_york_00

Nueva York es una ciudad asombrosa que amerita varias visitas para ser descubierta, la enorme oferta de sitios para conocer puede llegar a ser abrumadora. La ciudad ofrece numerosos edificios y espacios notables arquitectónicamente en cada esquina, bastaría con dedicarse a caminar sin rumbo fijo para llenarse la pupila con ellos. Ante la inmensidad de destinos por conocer Mecate eligió 5 que representan por tradición, monumentalidad, estética y mero gusto un must para los amantes de la arquitectura y de las grandes ciudades. Aquí la lista:

Flatiron Building

Es uno de los edificios antiguos más emblemáticos de la ciudad, fue construido antes que cualquiera de los rascacielos modernos. Destaca no sólo por su arquitectura sino por su emplazamiento cercano a la convergencia de la calle Broadway y la 5ª Avenida, los jardines del Madison Square Park y de Flatiron Plaza son el mejor lugar para admirar la volumetría y detalles del edificio con basamento triangular, ciertamente innovador y justificado por el sitio. La caliza labrada en cada detalle de su fachada convierten al edificio en un espectáculo en sí mismo antes de ver caer el ocaso en la Gran Manzana. Flatiron Building es un edificio privado, así es que a menos que cuentes con una cita con alguna de las empresas que ocupan el condominio podrás explorarlo al interior, sin embargo, como en muchos edificios en Nueva York podrás recorrer el vestíbulo principal con libertad y sin pago alguno.

top_5_new_york_01

Empire State

No sólo fue el edificio más alto del mundo por varias décadas, sino que representa las posibilidades constructivas de la comercialización del acero en la primera mitad del siglo XX. Aunque es visible de día o de noche desde cualquier punto de Manhattan o de Brooklyn, merece dedicarle algunas horas para recorrerlo, apreciar sus interiores art deco y subir al mirador (vale la pena pagar el ticket de 32 dólares), localizado en el piso 102, desde el cual podrás tener una vista de 360° de la ciudad y por unos cuantos centavos de dólar utilizar los binoculares para mirar de cerca otros rascacielos importantes como el Chrysler Building o 432 Park Avenue, el tercer edificio más alto en NYC.

top_5_new_york_02

Guggenheim Museum

Si alguien no es fan de Frank Loyd Wright después de recorrer el Guggenheim lo será. Es una obra que muestra con maestría el dominio del concepto del espacio. Su forma circular al exterior es naturalmente extraña y parecería caprichosa, sin embargo una vez que recorres el interior encuentras la justificación de cada elemento arquitectónico que conforma el edificio. Por lo cual es obligado entrar y cubrir la cuota de 25 dólares (cooperación voluntaria los sábados a partir de las 19 hrs). Independientemente de la exposición que se esté presentando vale hacer el recorrido ascendente y descendente por la rampa para ir descubriendo los recovecos del museo y disfrutar de un espacio museístico lejos de lo convencional integrado a la circulación, sin duda obligado en la ciudad.

top_5_new_york_03

One World Trade Center

El edificio One (o Freedom Tower)  del complejo del nuevo WTC es actualmente el más alto de la ciudad, define junto con el Empire State y el 432 Parkk Avenue el perfil de Manhattan. El diseño del Daniel Libeskind es limpio y sumamente estético, los materiales y triangulación de la fachada lo hacen ver ligero, transparente y sí, muy imponente. Contrasta mucho con el 9/11 Memorial, ubicado justo debajo la torre One, la profundidad y colores obscuros del los estanques realza las cualidades del edificio. El WTC sigue en construcción, constará de 6 edificios, de los cuales 3 están terminados y 3 en proceso. Paralelamente se construye una central de transporte diseñada por Calatrava. El paseo por el conjunto es obligado, además de gozar del espacio publico y la wi-fi gratuita podrán admirar un cocktail de arquitectura contemporánea con sólo girar 360 grados sobre su propio eje, ya que junto con los arquitectos mencionados, Bjarke Ingels, Richard Rogers, Fumihiko Maki, David Childs, Peter Walker, entre otros, participaron también en el diseño del conjunto.

top_5_new_york_04

Seagram building

Probablemente este sea el gusto más personal del top 5. Poca gente lo conoce y no existe en las guías turísticas, sin embargo es un icono de la arquitectura moderna. Nuevamente se trata de un edificio privado, así es que es muy difícil conseguir subir, pero también el vestíbulo principal se encuentra abierto a los curiosos. Desde la plaza que conduce al acceso al edificio o en el lobby puede apreciarse la esbeltez de sus columnas y la estructura ligada por la fachada. La calidad de los materiales, la sobriedad del diseño, el perfecto estado de conservación y la arquitectura de Mies Van der Rohe hacen del Seagram Building un must para una visita rápida a la ciudad. Se encuentra a 3 cuadras de la Catedral de San Patricio y del Rockefeller Center, se puede armar un circuito por la zona.

top_5_new_york_05

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.