Muchos diseñadores tienen -ó deberían tener- claro que es un diseño. Un punto en relación con su marco de referencia en un plano puede ser un elemento visual que bloquea una serie de simulaciones volumétricas situadas debajo de él en un desarrollo bidimensional. Circunscribiéndonos al punto como parte de un diseño o el diseño en sí, se pudiera ir más allá de él, en tantas direcciones como enfoques le apuntaran. Así se puede encontrar que éste tiene un antes y un después, más allá incluso de su propio proceso constructivo, siendo justo aquí el punto de intersección desde el que se puede ver el transdiseño.

El diseño se mueve en distintos niveles de desarrollo que varían su grado de colaboración en función del tipo de proyecto y de la metodología de trabajo del diseñador. Puede ser elaborado individualmente o en grupo, sin embargo, cuando se habla de proyectos de gran tamaño, que requieren interrelacionar distintas áreas de especialización, éstas supeditan su labor a la integración del proyecto que les deriva. Hay que destacar que no se trata de una o muchas disciplinas en labor de manera aislada, sino de una directiva de gestión interdisciplinaria que lleva un proyecto de tipo transdisciplinario.

Para profundizar en transdiseño, habrá primero que definir lo que es la transdisciplina; así se encontrará a trans[1] como lo que hay más allá o al otro lado de, prefijo verbal que incluso puede operar de manera transversal permitiendo ver lo que hay antes y/o después de, que con la palabra latina disciplina[2] que implica conocimiento como el que hay en las distintas áreas de especialización de un proyecto común, apunta a ir más allá de cualquier individualidad profesional en función de un esfuerzo conjunto para alcanzar una meta determinada afín a todas las áreas involucradas; de tal manera que cuando se hace alusión a transdiseño se puede estar haciendo referencia a las causas mismas de la gestación, a su materialización, permanencia, influencia, coparticipación, yuxtaposición espacial o a toda la serie de factores que tengan lugar en función del enfoque que traiga al diseño a colación en relación al proyecto transdisciplinario que le sustenta, pero invariablemente se abordará al diseño, como parte de un proyecto común.

Transdiseño es el punto de reconocimiento, como parte de un todo, que sustenta su creación entorno a un centro de importancia homologada en conjunción disciplinaria para la realización de un bien común.

Entender adecuadamente lo señalado es de vital importancia para el diseñador que quiera llegar a un diseño de amplio espectro en el que el diseñador aprenda a rebasarse a sí mismo dando la importancia al diseño como parte del todo y no el todo en sí, lo cual, no le excluye de facto en la teoría de D. Bohm del orden implicado y explicado de la realidad[3].

[1]    García Sánchez, J. y otros (2017). El prefijo latino trans- en su continuación románica y en su aplicación toponímica*. En Investigaciones actuales en lingüística. vol. II: semántica, lexicología y morfología (ebook) [en línea]. España. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alcalá, 2017 [fecha de consulta: 10 de mayo de 2018] (pp. 123-135) Recuperado de http://www.academia.edu/35506831/El_prefijo_latino_trans_en_su_continuación_románica_y_en_su_aplicación_toponímica

[2]   Gómez de Silva, Guido. (1988). Disciplina. En Breve diccionario etimológico de la lengua española. (2ª ed. (1998) 9ª reimpresión (2013) p.227). México, Fondo de Cultura Económica

[3]   referida en el artículo, Diseño Transdisciplinario (transdiseño) por el diseñador industrial Efraín Pastor González Escalona y que puede ser consultado en la página http://www.academia.edu/9292464/Diseño_transdisciplinario_TRANSDISEÑO

Deja tu comentario

Sobre El Autor

Maestrante en diseño y comunicación visual en la Unidad de Estudios de Posgrado (UEP) de la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con orientación en Fotografía, animación, ilustración y multimedia. Diseñador de la comunicación Gráfica por la UAM. Ponente, conferencista, expositor fotográfico. Coautor en el libro “Persona y semejanza, Coloquio del retrato” con ISBN: 978-607-28-0343-5 con el tema “La Fotografía como detonante de imágenes. Retrato de la ciudad de México, fusión entre el ayer y el hoy desde el encuadre del fotógrafo Manuel Ramos”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.